SEIS COSAS MARAVILLOSAS DE LA COTIDIANIDAD

¿Te gustó este post? ¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Fotografía: Fotografía Urbana 11

Jaime Garzón decía: «creo en la vida, creo en los demás, creo que este cuento hay que lucharlo para la gente, creo en un país en paz».

A Colombia le hace falta que más personas crean como Jaime, sin embargo, hoy en día el pesimismo nos tiene paralizados. Y no me sorprende, pues todos días pasan cosas que generan inconformismo, estrés, ansiedad o repulsión.

Pero, ¿qué pasa con las cosas buenas que también suceden todos los días? Imaginemos que somos como un caminante que piensa que va en sentido al norte, está convencido de que hay un solo color, una sola dirección, un único medio… Hasta que por fin se da cuenta que para cumplir la misión de su vida tendrá que hacer un giro de 180 grados.

Justo después de hacer ese giro, se encuentra con un país de mil colores, con caminos empedrados que se adornan con calles pintadas de figuras geométricas y circulares. En esas calles se esconden historias increíbles, desde la chica que entró con su novio a una tienda de tatuajes, o el bar de la esquina en donde se escucha música de piano, al mejor estilo Páez, hasta un extranjero que está saboreando por primera vez un buen café colombiano.

Fotografía: Fotografía Urbana 11

Ahora imaginemos que ya no somos como aquel caminante, sino que nos hemos transformado en un ciclista aficionado que va andando por las calles de Manizales, y de repente se detiene a parquear su peculiar bicicleta (con colores de amarillo, azul, rojo, naranja y morado), para comerse una deliciosa arepa de maíz pelao.

Fotografía: Fotografía Urbana 11

Ese ciclista puede ser cualquier persona, puede visitar lugares que lo han motivado, volver a casa y saber que todo marcha de la misma manera, que están los mismos vecinos – tal vez un poco más viejos -, los mismos palos de madera, el mismo olor a campo y hasta un perro blanco de manchas negras parecido a otro que siempre lo saludaba cuando se iba a estudiar.

Fotografía: Fotografía Urbana 11

Después de ser ese ciclista, nos hemos convertido en una joven de 30 años del Valle del Cauca, quien vive en Bogotá desde hace 8 años. Una cantante enamorada de los retratos inspirados por la vida, así es como el cuadro de «Uma: mujer que teje la historia de la vida», la inspira a tomarse una fotografía irradiando una bella sonrisa.

Fotografía: Fotografía Urbana 11

Finalmente, cambiamos a ser un músico de cualquier edad: 6 años, 22 años, 35 años o 70 años. Lo importante es lo que el público tiene delante de sus ojos, un extraño que toca un instrumento que causa tal curiosidad, sin importar su lenguaje o su vestidura, pues las personas solo observan y escuchan afectuosamente la melodía de un violonchelo.

Estas fueron seis cosas maravillosas del día a día, que pueden pasar desapercibidas por el ojo del ser humano, pero si las sumamos, nos da como resultado la base de nuestra existencia: pensar, caminar, probar sabores, alzar la voz, usar las manos, todas ellas nos llevan al «estar y vivir el presente».

Depronto a lo que se refería Garzón era eso, creer en un país en paz, significa creer que somos capaces de ser cualquier personaje, significa convivir sanamente con los demás, y disfrutar las cosas simples de la vida.

Ahora, a llevar la creatividad a nuestra cotidianidad.


¿Te gustó este post? ¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

7 respuestas a «SEIS COSAS MARAVILLOSAS DE LA COTIDIANIDAD»

  1. David Parada dice:

    Excelente Carito, me encanta todo lo que estás escribiendo. Un abrazo enorme…

    Responder
  2. David Parada dice:

    Excelente Carito, me encanta todo lo que estás escribiendo!. Un abrazo enorme…

    Responder
  3. Karla dice:

    me encanto leerte justo en este momento cuando mas debemos pegarnos de estas maravillosas cosas.

    Responder
    1. La Forastera dice:

      Gracias a ti por leer y alimentarte de las cosas maravillosas de la vida <3.

      Responder
  4. Sebastián Calderón dice:

    Querida Forastera, es muy grato para mi leer las lineas escritas en este texto, las cuales me transportaron inmediatamente a mi niñez por las calles de la Candelaria de Bogotá D. C. Fue en aquel lugar donde aprendí a ver la Colombia de mil colores, llena de personajes diferentes con historias fascinantes, me Enamore de mi país y frente al palacio de Nariño, me prometí dedicar mi vida al servicio del pueblo Colombiano.

    Responder
    1. La Forastera dice:

      Grandioso leer algo que nos transporte a un recuerdo o momento. ¿No es así, Sebastián? Mil gracias por leer este texto, lo maravilloso de él es la naturalidad de sus personajes y de los momentos captados por el lente de la cámara, a mí, ME ENCANTAN!

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 20 =